La alcaldesa asegura que en el tema de la gasolinera de Avda. de Levante el Ayuntamiento a actuado en todo momento con arreglo a ley

  • Redacción,
  • Viernes 21 de Abril del 2017 | 12:39

Todos los informes son favorables por lo que procedía conceder las licencias de obras y actividades

La Alcaldesa de Jumilla, Juana Guardiola, flanqueada por los ediles de Obras, Francisco González, y el de Actividades, Juan Gil, ha explicado esta mañana todas las dudas surgidas en torno a la construcción de un surtidor de gasolina en Avda. de Levante, por el que un grupo de vecinos están en contra al considerar que está situado en pleno centro de la localidad. Aseguran que su puesta en marcha traerá consigo, entre otros perjuicios, que centenares de personas vayan a quedar afectados por la inhalación de gases potencialmente cancerígenos y aseguran que existen numerosos estudios que plantean que se debe tener un especial cuidado a la hora de ubicar las estaciones de servicio a corta y media distancia de zonas de viviendas por el riesgo que suponen para la salud.
Hablan de la poca distancia a otro establecimiento similar y señalan que ningún colectivo de la zona ha tenido información de la construcción, ni del proyecto, ni impacto ambiental, etc.
Además, la instalación de la misma está situada sobre un terreno no urbanizable, dicen los vecinos.
Ante todas estas afirmaciones, la Alcaldesa ha señalado que la solicitud se hizo al Ayuntamiento en enero de 2015 y que el promotor ha cumplido con todos los requisitos que la Administración exige. Así lo corroboran todos los informes técnicos, por lo que “son actos reglados que se han de cumplir y así lo hemos hecho desde el Ayuntamiento”, señala Guardiola.
No se trata de una actividad calificada como contaminante, continúa, y afirma que el suelo es urbano, “no ha habido ningún tipo de recalificación”. Eso sí, añade la Alcaldesa, las licencias son provisionales en tanto no se desarrolle como residencial ese suelo, que es propiedad del promotor de la gasolinera.
La ley obliga a notificar a los colindantes, así como exponer el proyecto en el tablón de anuncios del Ayuntamiento durante 20 días, y así se hizo, y únicamente se presentaron dos alegaciones que fueron resueltas antes de la concesión de la licencia.
Guardiola también apunta que había prevista para el pasado miércoles una reunión con los vecinos, y que éstos declinaron asistir.
Juana Guardiola pide tranquilidad a toda la población, y asegura que han actuado con total responsabilidad, siempre con arreglo a lo que marca la ley y finaliza recordando que la información de este proyecto está a disposición de los vecinos que la han pedido, “no se le ha negado a nadie”, ha asegurado.