Vecinos de Jumilla se movilizan por la construcción de una gasolinera en Avda. de Levante

  • Redacción,
  • Miércoles 19 de Abril del 2017 | 18:09

Están recogiendo firmas para evitar su puesta en marcha al considerar que las inhalaciones de gases potencialmente cancerígenos afectará a centenares de vecinos

Un grupo de vecinos de Jumilla no están de acuerdo con la construcción en Avenida de Levante de una estación de servicio al considerar que este emplazamiento está situado en pleno centro de la localidad, dentro del barrio de San Fermín. Aseguran que su puesta en marcha traerá consigo, entre otros perjuicios, que centenares de personas vayan a quedar afectados por la inhalación de gases potencialmente cancerígenos como el benceno, el touleno o monóxido de carbono, ya que aseguran que existen numerosos estudios que plantean que se debe tener un especial cuidado a la hora de ubicar las estaciones de servicio a corta y media distancia de zonas de viviendas por el riesgo que suponen para la salud.
También apunta que es LA CUARTA GASOLINERA EN UNA LÍNEA RECTA DE POCO MÁS DE 1.000 METROS, y la OCTAVA de una ciudad de aproximadamente 25.000 habitantes, POR LO QUE NO PARECE UNA PRIORIDAD PARA LOS CIUDADANOS, requisito éste fundamental, para poder urbanizar en una zona que no está habilitada para tal efecto.
Señalan que ningún colectivo de la zona ha tenido INFORMACIÓN ALGUNA de la construcción de la misma, PROYECTO, MEDIDAS DE SEGURIDAD, NI IMPACTO MEDIOAMBIENTAL, cuestión ésta, que entienden como responsabilidad del gobierno local, y aseguran que han solicitado por ACTIVA Y POR PASIVA ACCEDER AL EXPEDIENTE  DE LA LICENCIA, y se les ha denegado.
Además, la instalación de la misma viene apoyada en la sorprendente calificación del terreno en cuestión, que pese a estar en pleno centro de Jumilla, es SUELO NO URBANIZABLE. 
También temen que con su aparición es más que previsible un aumento del tráfico, ruido, accidentes y peligros de explosión.
Al respecto, desde el gobierno local, piden tranquilidad a los vecinos ya que existen todas las garantías jurídicas y medio ambientales para la construcción de esta gasolinera, que incluirá lavado de automóviles. Afirma el Ayuntamiento que no supone ningún riesgo para personas o el medio ambiente y aseguran que existen todos los permisos necesarios, y reconocen que se trata de una licencia provisional ya que si se desarrolla el plan parcial los propietarios tendrán que desmontar la estación de servicio.